jueves, 28 de noviembre de 2013

Cambio Climático: somos el 5% causante, pero… ¿somos responsables?

El principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” es fundamental en la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático, pero es difícil de implementar. Por ejemplo, el principio indicaría que los países con una mayor contribución al cambio climático, deberían “esforzarse más” que los países en desarrollo. El debate es entonces en torno a si se deben considerar las emisiones y responsabilidad históricas o solo la responsabilidad "actual" que tienen los diferentes países. En Varsovia, Brasil, hizo la propuesta de que se consideraran las emisiones históricas de gases de efecto invernadero (GEI) de los países; pero hay opiniones divididas al respecto. La figura presentada abajo, muestra el acumulado de emisiones históricas, donde se ve que los países desarrollados han sido los principales generadores de emisiones de GEI.

Información de la Presentación “Global Carbon Budget 2013”, EU28, corresponde los 28 países que conforman la Unión Europea.

Pero en años recientes, los países emergentes han aumentado sus emisiones anuales de GEI e incluso, China ha desplazado a EEUU como el principal productor de GEI. En este contexto los países desarrollados argumentan que se deben considerar los niveles actuales de emisiones para definir las responsabilidades en torno al cambio climático y que todos los países deberían implementar medidas de mitigación.
Información de la Presentación “Global Carbon Budget 2013”.

Obviamente los resultados son muy diferentes cuando se estiman las emisiones por persona, por kilómetro cuadrado o considerando el producto interno bruto. Si vemos los valores per capita, EEUU sigue siendo el principal generador de GEI.

Información de la Presentación “Global Carbon Budget 2013”.

Responsabilidad individual.
Así como los países contribuyen a la generación de GEI en diferente proporción dependiendo de su nivel de desarrollo, dentro de cada país a su vez, diferentes sectores de la población también tienen (tenemos) diferentes niveles de contribución al cambio climático. Ésta contribución depende de nuestro estilo de vida, nivel de consumo y las tecnologías que utilizamos. Para fines prácticos un indicador que se puede asociar al nivel de consumo es el ingreso. Así los grupos de mayores ingresos, generan mayores emisiones de GEI y tendrían una mayor “responsabilidad” para mitigar el cambio climático; tanto en países ricos como pobres.

Foto de los panelistas en el evento paralelo. Foto: arbalto.

En la voz de Kevin Anderson, de la Universidad de Manchester, y miembro del proyecto Global Carbon Budget, para fines prácticos, entre el 40 y 60% de todas las emisiones globales de GEI se pueden asociar al estilo de vida de entre el 1 y 5% de la población de mayores ingresos. ¿Cómo saber si somos parte de ése “selecto” grupo? Es muy fácil, Anderson nos dice: Si viajamos en avión al menos una vez al año, somos parte de ese grupo.

Con esta información es posible adoptar un nuevo paradigma, pues no es necesario que los siete mil millones de personas cambien radicalmente su estilo de vida actual para reducir las emisiones de GEI. Basta con enfocar los esfuerzos en el 5% de los que consumimos más los recursos del planeta.

Así como los países calculan sus “inventarios nacionales de emisiones de GEI”, nosotros podemos estimar nuestra “huella de carbono” para saber cuánto contribuimos al cambio climático. Por ejemplo en promedio en México una persona genera 6.7 toneladas de dióxido de carbono por año; la meta del Programa Especial de Cambio Climático es bajar a 2.8. Pero si consideramos el ingreso, los grupos de menores ingresos generarían menos de una tonelada por persona por año, mientras que el grupo de mayores ingresos (aquellos en hogares con ingreso superiores a los 30 mil pesos al mes), generarían alrededor de 20 toneladas o más al año por persona.

Existen muchas opciones para reducir nuestra contribución y neutralizar éstas emisiones. Podemos caminar, utilizar la bicicleta o el transporte público para reducir las emisiones por transporte (en lugar de utilizar un auto); utilizar focos y electrodomésticos ahorradores; instalar calentadores solares y paneles fotovoltáicos en nuestros hogares para utilizar energía renovable; consumir productos locales y frescos (con menores emisiones por transporte y procesamiento), incluso comer menos carne y producir en casa algunos de nuestros alimentos; separar los residuos en nuestro hogar y producir composta; comprar productos de madera o papel certificado como sustentable (p.e. FSC, Forest Stewardship Council)... y también podemos sembrar árboles o apoyar proyectos de reforestación y conservación forestal para que los bosques y selvas puedan re-absorber por medio de la fotosíntesis, parte del dióxido que hemos enviado a la atmósfera.

Tenemos la información. Querámoslo y sepámoslo o no, contribuimos al cambio climático. Pero ¿Somos "responsables"? ¿"Respondemos" por las consecuencias de nuestras acciones? Sólo lo seremos si actuamos y modificamos nuestro estilo de vida.

Si no hemos hecho nada para reducir las emisiones en nuestros muchos o pocos años de vida… podemos empezar por calcular nuestra huella de carbono y apoyar proyectos de conservación y reforestación para “saldar” esa deuda ambiental.


Notas.
La información de las diapositivas fue presentada en el evento Paralelo: “Global Carbon Budget 2013: rising emissions and a radical plan for 2 degrees” en la COP 19 organizado por la Universidad de East Anglia y CICERO (Center for International Climate and Environmental Research).

Más información del proyecto: www.globalcarbonatlas.org

Ejemplo de Página para Estimar la Huella de Carbono:
http://www.calculatusemisiones.com/

Ejemplo de proyectos de reforestación/conservación que pueden ser apoyados para neutralizar emisiones de CO2 y conservar los bosques en México:

Scolel Te (Chiapas y Oaxaca): http://ambio.org.mx/

Sierra Gorda (Querétaro): http://sierragorda.net/en/

Ahuisculco (Bosque La Primavera, Jalisco): contacto Francisco Quintero (paco@selvanegra.org.mx)


4 comentarios:

  1. Excelente Arturo, gracias por compartir. Muchas veces lo que se expone en las cumbres internacionales, no lo sabemos ni siquiera a los privilegiados que tenemos acceso a Internet.
    Gracias por ser un puente que nos conecta con este tipo de información. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho este articulo, el tema da para mucho, es algo muy interesante ya que aquí esta la clave de posibles soluciones. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tanta info! Estoy retomando algunos aspectos sobre mitigación, y tu blog esta genial. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Querido Arturo,

    La información que nos facilitas es un excelente insumo para trabajar con las comunidades, para que puedan ser conscientes de sus aportaciones positivas y negativas en cuanto a las emisiones.
    un abrazo

    ResponderEliminar